Follow by Email

lunes, 17 de septiembre de 2012

Congruencia ante todo.

Saludando a todos l@s hermano@s en Cristo Jesús deseando que a mitad de Septiembre hayan logrado cumplir sus objetivos. Hago mención que con la bendición de Dios el Hermano en Cristo del blog LA HOJA DEL ARCE contínua compartiendo su experiencia en la red y Dios le está concediendo continuar con esta noble labor, en hora buena y continuamos en la oración por su salud.
 
 
En esta ocasión, a pesar que ya vamos a la mitad del mes, durante la ausencia en la red, han ocurrido situaciones en las cuáles no he podido conectarme y escribir... situaciones que van trascendiendo.
 
 
Es bien sabido que en nuestro País (México) el precio del huevo ha subido y un descontento general ha ocasionado, como también el mega fraude electoral (y que en lo personal considero que por ahí va la cosa del alza del huevo), los movimientos de resistencia del Yo Soy 132 que va generando nuevas alternativas... todo esto como parte del panorama politico - social.
 
 
 
 
Dentro de lo religioso, ocurre algo muy similar, desconozco si en la mayor parte del mundo la iglesia católica vive la congruencia o últimamente se ha quedado en la forma sacramentista y se pierde la congruencia.
 
 
Un ejemplo de lo anterior, como familia nos ha tocado enfrentarlo: Durante el mes de marzo mi famila ha pasado por situaciones legales dificiles (digo dificiles porque en este país solo aquel que tiene dinero puede hacer justicia) y hemos observado que algunos "hermanos" no actúan con congruencia; estos "hermanos" nos han conocido desde muchos años atrás y  en la calle actúan como si nosotros fuésemos apestados.
 
 
Quiénes estén familiarizados con la Diócesis de San Cristóbal, principalmente con la figura de Don Samuel Ruíz García sabrán de antemano el ideal: QUIEN NO OPTE POR LOS POBRES, NO TIENE LUGAR EN ESTA DIOCESIS. No se niega que en materia de contenido hay apoyo religioso, muchas ideas nuevas.... pero es en el terreno de los hechos donde hemos notado que como católicos nos ha hecho falta. (Quizás esa también es la idea del Padre Flaviano Amatulli en que las estructuras de la iglesia cambien).
 
 
Es cierto que nuestra iglesia tiene muchos sacramentos y conserva la tradición apostólica, pero también nos lleva a hacer conciencia sobre nuestro proceder. Nuestros maestros Jesucristo, María Santísima, los apóstoles y los santos fueron congruentes con sus obras: las palabras del Evangelio cobraban vida en las obras y es ahí donde quizás nos ha faltado actuar.
 
La hermana en Cristo Aylin comentaba en la entrada de los Juegos Olímpicos: Que el cambio inicia en nosotros y desde el punto en que nos encontremos.... y eso es muy cierto; sin embargo, considero prudente realizar estas observaciones porque nuestra iglesia así como es rica en Sacramentos, así también debe ser en las obras que se realizan.
 
La congruencia es la que hace validar entre lo que hacemos y lo que decimos. Es aquí donde bien podríamos hacernos una autoevaluación y preguntarnos: ¿Hasta donde hemos sido congruentes en nuestros actos?
 
 
 
Sugerencias y Comentarios: indomitable.ragazza@gmail.com
 
 
 
Conviene que Cristo Crezca y que yo disminuya
 
Bendiciones de su hermana en Cristo: Janepooh Bella Ragazza.