Follow by Email

miércoles, 3 de abril de 2013

Amor.... sin categorizar

Felices Pascuas a nuestros herman@s en Cristo que nos siguen en este espacio, deseándoles que la misericordia de Cristo Jesús esté presente en el resto de su vida.

En esta ocasión la presente entrada está dedicada al Amor realizando las comparaciones pertinentes entre el "Amor globalizante" y el Amor desde la óptica de San Pablo.

Por razones médicas y socio - jurídicas hemos permanecido fuera de la actividad y no he podido publicar varias entradas durante el transcurso del año, esperamos en Dios que esta situación cambie, pero seguimos continuando fiel hacia Cristo y a su Santa Iglesia permitiendo que Él siga creciendo.

  • Una pequeña anécdota para compartir:
En Viernes Santo, la Pastoral Juvenil de la Parroquia de San Sebastián realizó el Vía Crucis en la comunidad de Pamalá donde participaron aproximadamente 120 jóvenes (sin contar a los coordinadores y asesores de apoyo) divididos en 11 tribus, cada uno de los participantes experimentó el llevar en cada estación la cruz de Cristo, todos fueron Cristo y Cirineo a la vez... fue una experiencia en donde se llevó al límite el esfuerzo físico y emocional. 

Cada uno meditó en sí lo que llevó a Cristo a dejar huella en la historia y a su vez el amor y sacrificio adquirieron nuevos conceptos.




  • Nuestra realidad (o el amor en tiempo de las redes sociales)

Las entradas anteriores que hablan sobre el amor (En donde hay amor está Dios y amor a los enemigos) he logrado abordar algunos puntos claves para que pueda ser interpretado mejor el concepto del amor. Desafortunadamente la palabra amor se ha llevado a la degradación de hacer el amor (visto como una genitalidad), un amor que debe cumplir ciertos estándares: ser "aceptables" físicamente, dejarse llevar por el momento, pérdida de galantería (o sea todo exprés y sin tanto protocolo), entre otras.

En verdad es considerablemente alarmante en qué sentido la humanidad está llevando el concepto de amor y pareciera que todo estuviera bien. Me queda claro que la gente pretende eliminar a Dios por decreto en los aspectos político-sociales... pero no está bien que alguien pretenda imponer un estereotipo de amor de forma universal cuando ya existe un modelo que rebasa más allá de nuestra lógica y que encierra cuestiones igualitarias entre quienes lo profesan como aquellos que lo demuestran.

Hemos escuchado hablar de distintas personalidades religiosas que llevaron su amor hasta el extremo, como la Madre Teresa de Calcuta, Juan Pablo II por mencionar algunos. Muchos piensan que quizás ellos tuvieron el llamado de Dios y por eso se les facilitó hacer lo que hicieron en vida... pero puedo decirles que el don del amor se nos dió a todos y que todos podemos llegar a desarrollarlo siempre y cuando permitamos que el Espíritu de Dios habite en nosotros.

Hay una canción muy popular que en sus tiempos hiciera éxito José José: "Casi todos sabemos querer, pero pocos sabemos amar; es que amar y querer no es igual: amar es sufrir, querer es gozar", y creo que la mayoría del mundo se ha quedado con eso: en el gozar haciendo caso omiso a los sentimientos del prójimo.

  • San Pablo y el amor
Para poder abordar la perspectiva de San Pablo puedo citar como ejemplo a las comunidades indígenas tzeltales y tzotziles que tienen un dialecto propio y que dentro de su vocabulario no existe diferencia entre querer y amar. Para ellos el sentido del amor es universal y no se andan con las clasificaciones de amor eros, ágape, filios. El amor tiene una razón de ser.

El mayor discurso de San Pablo lo encontramos en la primera carta a los corintios en el capítulo 13 en el cuál nos describe cómo es el amor de Dios y cómo nosotros podemos ser partícipes y/o receptores de ese amor verdadero.

Nos habla de un amor que va más allá de lo genital y del egoísmo, un amor que cada día necesita ser demostrado ante nuestros hermanos, un amor que lleva a elevar la dignidad de las personas como hijos e hijas de Dios, porque cada uno de nosotros es producto del amor y cuando una persona tiene la capacidad de amar a su prójimo tal y como es, lo demás es secundario. 

En éstos rubros, el discurso del amor y la tolerancia se ha abordado en la película Su Excelencia de Mario Moreno Cantinflas y el mensaje de San Pablo tiene la mayor esencia en la canción Amor Sin Límites de José Luis Perales, y como la tecnología utilizada sabiamente nos ayuda a profundizar pueden buscarlos en la página de youtube.

Para concluir este apartado, finalizo con un poema conocido que actualmente circula en los billetes de cien pesos, y que a pesar que éste poeta no conoció a Cristo, tenía la noción del amor en la creación de Dios:


Amo el canto de zenzontle

pájaro de cuatrocientas voces,
amo el color del jade
y el enervante perfume de las flores,
pero más amo a mi hermano;
el hombre.
Nezahualcóyotl
(1402-1472)

Sugerencias y comentarios para quienes no cuenten con una cuenta de google a: indomitable.ragazza@gmail.com

Ahora ya se cuenta con la insignia de facebook para que puedan enviar todas sus sugerencias y comentarios.

"Conviene que Cristo Crezca y que yo disminuya"

Bendiciones de su hermana en Cristo Janepooh Bella Ragazza.