Follow by Email

sábado, 25 de mayo de 2013

A pesar de las pruebas...

Saludo con todo el cariño y respeto que se merecen los seguidores de este espacio; como habrán notado no he tenido la oportunidad de seguir compartiendo palabras de aliento y, principalmente; del testimonio del amor de Cristo.

Mi ausencia en la red ha sido provocada por momentos de prueba. Quienes me conocen fuera de la red conoce la situación en la que mi familia y yo hemos atravesado... pero aún así hemos continuado en el camino.

Sin embargo; muchos se preguntan ¿Qué ha hecho Janepooh en este tiempo? ¿Se olvidó de Dios? ¿Ha sido congruente con lo que dice y hace? Puede parecer un argumento propio de telenovela; pero quienes me conocen y ante los ojos de Dios; lo que compartiré con ustedes ha sido difícil más no imposible:



  • 1 de Marzo del 2012
Ha sido una fecha en la cuál la familia (quienes la integran son mi papá, mi madre, mis dos hermanos caninos y una tortuga) ha pasado una desintegración forzada. Durante en esa fecha; mi padre fue sacado con lujo de violencia de mi casa y fue trasladado a un penal de alta seguridad en México. (Quiénes conocen la fama de México por sus leyes y por el documental de Presunto Culpable sabrán de antemano a lo que me refiero). Por un momento dudé sinceramente y me puse a gritar y a pelear en las redes sociales: ¿Dónde estaba Dios cuándo sucedió todo aquello? Fueron momentos en los cuáles sentí que tanto mi madre y yo tocábamos fondo.

Desgraciadamente, en ciudades chicas infiernos grandes: escuchar en la radio las noticias sobre la detención de mi padre catalogado como presunto zeta... de "amistades" que nos dieron la espalda y la misma familia que en su momento se alejó de nosotros... me hicieron recordar las palabras que Cristo había anunciado en la última cena: "Si el mundo los odia, sepan antes que el mundo me odió a mí, el mundo ama lo que es suyo y odia todo aquello que no es del mundo".

Dios se manifestó de muchas formas: de amistades verdaderas, de mi hermana Lupita, de mis compañeros de la iglesia que en su momento no nos abandonaron. A pesar de las tempestades nos agarramos de la mano de Dios y aún así continuamos escribiendo y desarrollando el espacio.

Pero todo ésto tuvo consecuencias más profundas...

2. Inicios de marzo del año 2013

Casi al año de este incidente, mi madre cae en depresión... fue otra gran prueba a superar; de la noche a la mañana; me convertí en padre-madre-jefa de familia... ésta experiencia nos llevó a abandonar de forma temporal este espacio; hubo momentos en que Dios a través del coraje tuve que ser fuerte y fui probada como el oro en el crisol.

En ocasiones sentí que no vivía; pero Dios no nos abandonó de nuevo... aunque por el amor misericordioso Mi madre se ha recuperado de una manera milagrosa...

¿Qué aprendizaje puedo compartirles de ésta experiencia?

A pesar de que todavía mi padre lleva su proceso, he aprendido a ser fuerte y conocer (y escuchar a su vez) a los hermanos internos de los penales; historias de vida que entristecen pero que a su vez dignifican, porque en ocasiones tenemos que pasar por grandes tormentas para comprender que Dios quiere que volvamos nuestro corazón hacia él.

Sería hipócrita de mi parte decir que no renegué... en experiencias de ésta índole nos recuerda Dios que somos barro y que a pesar de nuestra fragilidad Dios se manifiesta, Dios ésta ahí; hablándonos de muchas formas.

De la mano de Dios comprendí que cuando uno le sirve con el corazón sincero, las recompensas por añadidura llegan... y es en este punto donde me atrevo hacer un llamado de atención: existimos católicos en el mundo que en ocasiones deseamos acaparar los servicios de nuestra parroquia, ya sea para llenar vacíos o simplemente; porque no queremos encarar nuestra propia realidad. Es cierto que sólo el amor puede transformar el milagro en barro, pero también debemos estar conscientes que el servir a Dios es una gran responsabilidad que nos lleva a encararnos con nosotros mismos, que nos conduce a ver el rostro de Cristo en el que sufre y a su vez, en que todo lo que hagamos debe tener amor. 

Una tía me dijo: "que el primer servicio que realizamos a Dios radica en nuestra familia". Considero que es ahí donde inicia el compromiso de servir a Dios y hacia el desarrollo de una espiritualidad en movimiento.


Comentarios y Sugerencias a: indomitable.ragazza@gmail.com

"Conviene que Cristo crezca y que yo disminuya"

Agradecida con Dios por todo lo que nos ha dado, reciban mi más sinceras bendiciones.

Janepooh Bella Ragazza. (Un soldado más)