Follow by Email

viernes, 25 de octubre de 2013

El Despertar...

Tengo que gritar, tengo que arriesgar, ¡Ay de mí si no lo hago! 
¿Cómo escapar de tí, cómo no hablar? Si tu voz me quema dentro.
(Fragmento de Canción de Jeremías).


Saludos a todos los hermn@s en Cristo que nos siguen en las redes sociales, en esta ocasión la crónica del día no fué proporcionado por mí, tengo que agradecer de corazón a dos amigos muy lindos: Moisés y Mario Morales Arellano, ya que ellos de forma muy particular me motivaron a escribir un sentir que quizás por respeto a mis padres no hago público, pero como dice al inicio de la canción: ¡Ay de mí si no lo hago!.

Es muy conocido el problema del magisterio mexicano y ahora con las protestas que han surgido en varios países del mundo conforme al aspecto educativo, nos lleva a pensar que la educación no es problema de un país en específico.... más bien me pondría a pensar, si las políticas que a nivel mundial se están implantando, ¿por qué países como Inglaterra y Brasil están protestando cuando "económicamente" hablando, son mejores las condiciones de vida que en México?

Con lo anterior me he puesto a pensar y quien sabe cómo irá a terminar ésto: Ya por los medios "informativos" salen los logros que ha tenido la presente administración pero es obvio que hay cosas pendientes: El maestro Alberto Patishtán sigue preso, continúa el robo descarado de quienes se hacen llamar senadores y diputados, salen narcotraficantes de la cárcel, se prohíben las marchas en el df, etc. 



Aunque las oraciones y los llamados del Papa Francisco ante las diversas necesidades mundiales sean contundentes, diera la impresión que estás palabras sólo quedan en el viento. Cada día noto que se va perdiendo la libertad de expresarse libremente y otra vez la imposición y la represión continúan ante aquellos que quizás, buscamos cambiar las cosas.

Hablando del Estado de Chiapas, se viven momentos de "aparente" calma, pero poco a poco se viven procesos de ingobernabilidad. A nivel nacional los funcionarios piden que se dialogue con los que andamos de "alborotadores" y el gobernador pide que la Federación actúe... o en otras palabras, ni uno y ni otro se quieren hacer responsables... háganme el favor. 

Siempre he dicho mi sentir, quizás no pueda pensar como la mayoría quisiera que pensara, o más bien, como el sistema quisiera que pensara, pero me pongo a pensar que poco a poco se está despertando mi amado estado, pero lo está haciendo de forma violenta.

En distintas partes del mundo se viven éstos procesos de lucha, NO JUSTIFICO LA VIOLENCIA, pero me pongo a pensar si como católicos ¿estamos preparados ante un despertar violento?

  • EL DOLOR DE CHIAPAS NO ES DE AYER....
Como es de esperarse, cuando una ley es impuesta por la fuerza siempre habrán consecuencias, pero la historia nos enseña que ante estas situaciones, las reacciones son violentas. 

Me pregunto si tendremos la capacidad para contener este tipo de reacción ante los pueblos indígenas (o como se les dice "la indiada"), la gente humilde, la clase obrera... que al final de cuenta han sido los más explotados de la historia... Cómo decirle a la gente de comunidad: "¡No bloquees, ve  a hablar con la autoridad correspondiente para que te arregle el problema!" Si las mismas autoridades se enriquecen cada día y solamente en los discursos se acuerdan del pobre.

Cómo dialogar con ellos, cuando nosotros mismos los discriminamos, los explotamos, les vamos robando su identidad con nuestras costumbres, y no los vemos como al Cristo Sufriente... 

La población chiapaneca está en dos bandos:

La primera que salen con argumentos nefastos como (disculpen de antemano si empleo alguna palabra antisonante pero cito de forma textual):

  • Maestros huevones, pónganse a trabajar.
  • Maestros malditos, ojalá que los sacaran a balazos.
  • Ya empezaron a bloquear los indios la carretera, ya le tomaron la medida al gobierno...
Creanme que cuando leo este tipo de comentarios me cae que no sé si tomar un té de boldo para no hacer corajes, ignorarlos o quizás responder como algunos de los usuarios han hecho: "La diarrea se cura, pero la estupidez no se cura". Quiero pensar que éstas personas tienen un trabajo remunerado, tienen sueldo de lujo, casa propia, automóviles, gozan de servidumbre, son empresarios, que tienen influencias, trabajan en gobierno, se dan el lujo de comprar en tiendas caras (aunque terminen pagando todo a 12 o 24 meses sin intereses), tienen a sus hijos en escuelas particulares... Son aquellas personas que quizás como Cristo lo había anticipado: Son aquellos que no se preocupan por tener un tesoro donde la polilla no puedan alcanzarlos.

Aunque también no somos santos en el gremio magisterial: Existimos compañeros que los llamamos "charros" que gozan de influencia sindical, que a su vez no cumplen con su horario de trabajo, que si de borrachos no nos bajaban, ahora con lo del paro mucho peor... Pero sin duda alguna, habemos otros que sacrificamos el tiempo en familia para atender a 25, 30 o 40 niños en el salón de clases, que dormimos tarde por preparar una clase, que quizás no tengamos un sueldo de lujo, pero buscamos prepararnos siempre, que a su vez somos confesores, doctores, consejeros, y mil estuches de monerías para poder sacar a los estudiantes adelante.


El segundo grupo que está a favor pues son todos aquellos que no están en el primer grupo, y que a pesar de sus carencias nos han regalado chayotes, elotes, despensa, y que al igual que ellos, somos gente pobre, indígena, proletaria que cada día sale a buscar el sustento de forma honrada, teniendo un desgaste físico y que aunque tenga carencias materiales, dormimos tranquilamente.

Por tal razón, la iglesia necesita estar consciente de lo que se viene, porque ante tanto dolor e impotencia, habrá una reacción violenta... por eso rezo, por eso lloro, por eso lucho. Cristo sigue sufriendo, y el despertar es violento... y en verdad me pregunto si estamos preparados para afrontar este gran dolor, seremos jueces o verdugos... o peor aún... tomar la actitud de. "y a mi ¿qué?".

Comentarios: indomitable.ragazza@gmail.com.

"Conviene que Cristo crezca, y que yo disminuya".

Mucha oración ante los tiempos dificiles, reciban un fuerte abrazo y las gracias anticipadas. De corazón, espero que pronto se arregle esta situación porque, citando al Gran Jefe Seatle: "Quizás sea un salvaje porque no puedo entender el pensamiento del hombre blanco".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada